Reseña Histórica

El nacimiento del Evangelio en la Villa Luis Gil Pérez  aconteció en el año de 1925. a través de los hermanos  Manuel Hidalgo del Valle y Cristóbal Álvarez, los cuales tenían como oficio ser vendedores de pan, estos hermanos siempre llevaban su Biblia debajo de la caja de pan, quienes al ver la necesidad espiritual de  este lugar escogieron el sitio conocido como las cuatro esquinas para predicar la Palabra de Dios por las tardes, siendo los primeros frutos de esta predicación los hermanos:

  • Casimiro Mondragón
  • Maximiliano Sevilla Rodríguez
  • Román Álvarez
  • Salvador García Jiménez
  • Ezequiel Hernández
  • Rafael Pérez
  • Omógono de la Rosa (Todos en la presencia del Señor).

Estos hermanos compartieron con sus familias su decisión de aceptar a Cristo como su  único y suficiente Salvador.

Un tiempo después se les unió el hermano Pedro Vera (hoy en la presencia del Señor) y ante el crecimiento de nuevos creyentes  decidieron comunicarlo a los Pastores de la iglesia (Espíritu Santo) de Villa Hermosa, (hoy Nueva Jerusalén) la cual envió a los Presbíteros Román de la Cruz  y Manasés Sánchez (hoy en la presencia del Señor).

Habiendo un número suficiente de creyentes decidieron celebrar los Cultos en un solo lugar, siendo el hermano Salvador García Jiménez quien ofreció su casa, en este lugar se reunieron aproximadamente 15 hermanos.

Posteriormente decidieron construir un templo en donde se realizarían los cultos de adoración; siendo el hermano Salvador García Jiménez, quien también donó el terreno para la construcción del mismo.

Pero como los hermanos no tenían la posibilidad de ganar dinero decidieron poner una ladrillería y un horno para cocer el ladrillo de barro, el hermano Maximiliano Sevilla, contrató a una persona por 15 días pagándole 5 pesos diarios para hacer ladrillos y coserlo en el horno, y así se turnarían los otros hermanos, este horno fue construido en el rancho de la Alhaja, propiedad  de señor Juan Pérez.

Mientras los hermanos seguían celebrando  los cultos en la casa del hermano Salvador García, pero en esos días se levantó un grupo de personas enemigos del Evangelio llamados sinarquistas o camisas rojas, y comenzaron una gran persecución en contra de los cristianos, y ya no podían celebrar sus cultos los Domingos. A causa de esto decidieron construir una casa en el Rancho Las Américas, propiedad del hermano Manuel Hidalgo del Valle donde celebraban los Cultos a Dios, por lo que tenían que cruzar una Laguna para realizar las actividades, más adelante la ladrillera no funcionó porque el material no era el adecuado para hacer el ladrillo, sin embargo los hermanos  no se  desanimaron  sino que se propusieron reunir cierta cantidad de dinero  para ir a la Ciudad de Villahermosa y comprar el  material para la construcción del templo.

Contrataron una lancha para traer el material, también la arena la traían en canoas; cuando arrimaban la canoa, hombres y mujeres voluntariamente se reunían para  acarrear la arena, y aún los niños se unían utilizando conchas de tortugas y de jicoteas, así  demostraban el amor e interés hacia la obra del Señor.

El culto de colocación de la primera piedra, fue oficializado por el Presbítero Ezequiel Lango.

La construcción de la capilla quedó a cargo del señor Pedro, como albañil oficial, y los hermanos de la iglesia acordaron dar una semana de trabajo voluntariamente.

Las personas que donaron y vendieron  la madera para la estructura del techo fue el señor Sebastián Arias, y el señor Isidro Ascencio, el cual vendía el pie de madera a 50 centavos, la teja  para techar la capilla tuvo un costo de Diez mil pesos, el cual fue reunido por los miembros de la iglesia, así mismo se mandaron a construir 30 bancas con el señor Donato Vidal, y en 1951 se compró un órgano el cual fue consagrado por el Presbítero Isidro Estrella.

Los hermanos Dirigentes de la Misión hasta antes que se nombrara una Directiva oficial, fueron los hermanos:

  • Salvador García Jiménez  por un largo periodo de tiempo.
  • Jesús Méndez Carrasco (hoy en la presencia del Señor), por un año.
  • Absalón Montesinos Torres, por dos meses
  • Maximiliano Sevilla Rodríguez, el cual duró un largo periodo.

Todos estos hermanos desempeñaron su  cargo con responsabilidad, demostrando lealtad, servicio y amor a la obra del Señor.

Por acuerdo de la Iglesia “Nueva Jerusalén” se nombró la primera directiva quedando integrada de la siguiente manera:

  • Presidente: Candelario Ruiz Méndez (en la presencia del Señor).
  • Secretario: Hernán Ramírez García
  • Tesorero: Belsasar Ortiz Sevilla (en la presencia del Señor).

Los cuales trabajaron un periodo de cinco años.

La siguiente directiva fue integrada por los hermanos:

  • Presidente: Juan Hernández Morales
  • Secretario: Rosario Ramón León
  • Tesorero: Absalón Montesino Torres

Los cuales trabajaron por un periodo de dos años.

La directiva siguiente quedó de la siguiente manera:

  • Presidente: Ángel Concepción  de la Cruz
  • Secretario: Cristina Álvarez  García
  • Tesorero: Ruth Montesino Torres.

El día treinta de junio de 1986 se nombró el Comité Pro-Iglesia y sus departamentos quedando integrados de la siguiente manera:

  • Presidente: Candelario Ruiz Méndez (en la presencia del Señor)
  • Secretario: Rosario Ramón León
  • Tesorero: Juan Rodríguez  Méndez.
  • Departamento de Educación cristiana: Eurípides Arias Torres
  • Proyección social: Alfredo Sevilla Ortiz
  • Finanzas: Otilio Ruiz Méndez
  • Evangelismo: Juan Hernández Morales.

Los cuales tuvieron el cargo hasta el 24 de Septiembre de 1988 día que la Congregación fue organizada a iglesia.

Fue en esta fecha, cuando toda la Congregación Betania se reunió junto con todos los invitados que se dieron cita en este lugar para llevar a cabo el Acto Especial que Se inicia con una Oración de Invocación a cargo del Pbro. Norberto Morales, luego toda la Congregación unida elevó loores a Dios a través del Himno 47 “Aquí Juntos Reunidos” del Himnario antiguo, la Lectura Bíblica estuvo basada en Efesios Capítulo 4, de los Versículos 1 al 16, dirigida por el Lic. En Sagrada Teología José Juan Hernández García; también contamos con la participación del Coro “Asaf” dirigido por el hermano Ezequiel Ruíz González, las palabras de Bienvenidas estuvieron a cargo del hermano Obrero Edén Rodríguez Morales, luego el Anciano de la Iglesia Jacobino Sarracino Mayo (hoy en presencia del Señor) tuvo a su cargo la presentación de la Sección Organizadora del Departamento de Servicios Especiales y Directivos del Honorable Presbiterio del “Golfo de México” que nos honraban con su presencia en ese día, seguidamente el hermano Anciano de Iglesia Enrique Arias Chablê hizo la Oración de Gratitud.

La Reseña Histórica estuvo a cargo del hermano Eurípides Arias Torres, la Proclamación de la Palabra de Dios estuvo a cargo del egresado del seminario David Arena Cazango. Luego se continúa con el Acto Especial de la Ordenación de los Ancianos de la Iglesia Electos por la Congregación: Hnos. Laureano Celorio de la Cruz, Rosario Ramón León, Juan Hernández Morales y Candelario Ruiz Méndez, realizado por los Pbro. Nereo Aquino de Dios y Jonás Hernández, Secretario y Tesorero respectivamente del H. Presbiterio. Seguidamente los Pbro. Salatiel Méndez y Pedro Torres Méndez tuvieron a su cargo la Ordenación de los Diáconos de la Iglesia Electos por la Congregación: Hnos. Otilio Ruiz Méndez, Juan Rodríguez Méndez, Eurípides Arias Torres y Alfredo Sevilla Ortiz.  Luego el Pbro. Francisco de los Santos expresó con palabras emotivas la presentación de los Delegados.

Por fin llega el momento tan anhelado por los hermanos de la Congregación “Betania”, el solemne acto de Organización de la Congregación a Iglesia el cual estuvo dirigido por la Sección Organizadora del H. Presbiterio del Golfo de México, cantando el Himno 469 “Oh, Cristo, tu Obra terminar queremos” en un acto de ferviente consagración, y se concluye este con la Oración y Bendición Pastoral a cargo del Pbro. Lenin Izquierdo Ulín, y es así como se llevó a cabo esta fiesta espiritual naciendo la Iglesia “Betania” al calor del espíritu cristiano.